Jugar para vivir: ocio y tiempo libre




Jugar es necesario para disfrutar de la vida. Se aprende además a ganar y perder, a usar la imaginación, a estar con los demás... E incluso a tratar a Dios.

Hoy, en muchos países, el sistema educativo anima a las familias a dar a esos 'tiempos muertos' un valor muy especial, de modo que muchos padres son especialmente sensibles a la importancia de esos momentos para la educación de sus hijos. No en vano se puede decir que los proyectos que tu hijo emprenderá en un futuro están íntimamente relacionados con los retos que se plantea, hoy en día,  durante su tiempo libre.


En ocasiones, sin embargo, el principal temor es que "se pierda el tiempo" durante los periodos no lectivos. Por eso, muchas familias buscan actividades extraescolares para sus hijos; no es raro que estas posean cierto corte académico –un idioma o un instrumento musical–, que complete sus estudios.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.